portada-5-propositos-para-el-ano-nuevo-renacens

5 propósitos para el año nuevo relacionados con la tecnología

Se acerca la Navidad y el Año Nuevo. En estas fechas, es habitual repasar lo que el año actual nos ha traído, y lo que nos puede ofrecer el 2017. Y también es muy típico plantearse propósitos para el año nuevo, que luego cada uno cumple en mayor o menor medida. Desde Renacens, en nuestro afán por acercar la tecnología a las personas, hemos preparado para ti una lista con 5 propósitos para el año nuevo relacionados con la tecnología, que creemos que son sencillos de llevar a cabo y que te ayudarán de una u otra forma.

Propósitos para el año nuevo: intentarlo vale la pena.

Y recuerda que, si llegado el final de 2017 no has cumplido estos propósitos, no debes desilusionarte; es habitual que encontremos dificultades para cambiar hábitos o implantar hábitos nuevos, pero no por ello debemos dejar de intentarlo. Además, durante la propia experiencia de acostumbrarnos a algo nuevo, aprendemos otras cosas u otros hábitos que pueden ayudarnos, por lo que en cualquier caso vale la pena intentarlo.

¡Aquí tienes 5 propósitos tecnológicos para el año nuevo que esperamos que te ayuden en 2017!

caja-fuertePropósito 1: “Este año sí, tendré mis copias de seguridad al día”.

Este es uno de los propósitos que mas escuchamos, pero por desgracia no son pocas las personas que no cuentan con una copia de seguridad de sus datos importantes, y que más de una vez se han llevado un desagradable susto por ello.

Realizar copias de seguridad da la tranquilidad de que, si algo le sucede a nuestro ordenador, nuestro teléfono, tablet, etc., no perderemos la información más importante. Tanto si usamos nuestros equipos con fines profesionales como si son de uso personal, seguramente tengamos en ellos datos que no queramos perder: informes de la empresa, diseños gráficos, fotografías de nuestros seres queridos, etc.

Muchas personas piensan que, teniendo un antivirus, están a salvo. Los virus son solo una de las muchas posibles causas que pueden hacerte perder la información: averías del disco duro, formateos accidentales, robo del dispositivo, desastres naturales… Por eso, es de vital importancia que tengas una copia de tus datos. Además, es muy recomendable que esa copia esté físicamente en otro lugar. Por ejemplo: si tienes una copia de todas las fotos de la memoria interna de tu móvil en una tarjeta de memoria en el propio móvil, eso te ayudará si necesitas hacer un reset al dispositivo, pero no si te lo roban o lo pierdes.

Es muy importante tener copias de seguridad de nuestra información más valiosa, mantenerla actualizada, y físicamente en otra ubicación si es posible.

Por suerte, hoy en día es muy económico poder contar con medios externos, tales como CD’s, DVD’s, pendrives, etc., en los que poder guardar grandes cantidades de información. Eso sí, una vez hayas hecho la copia, asegúrate de dejarla en un lugar seguro, y de mantenerla actualizada cada cierto tiempo. De lo contrario te habrás quedado a medias y no podrás estar del todo tranquilo. Incluso podrás programar tus copias de seguridad para que se realicen de manera automática y periódica, pudiendo despreocuparte de llevarlas a cabo.

disco-duroPropósito 2: “Crearé dos particiones en mi disco duro”.

A medio camino entre no hacer copias de seguridad “seguras” y hacerlas, tenemos a aquellos que crean dos particiones en su disco duro, para separar los datos personales de los datos del sistema. Esta es una práctica muy recomendable, a menos que tengas muy poca capacidad de disco duro y sea un problema separarlo en dos.

Cuando creas una nueva partición en tu disco duro, tu equipo lo mostrará como si se tratara de una unidad diferente. Esto tiene dos ventajas:

  • Por una parte, te ayuda a mantener tu información más ordenada, separando lo que es del sistema de lo que es del usuario. Podrás tener así, por ejemplo, tu partición “C:” con el sistema instalado, y una partición “D:” con tus fotografías, vídeos y documentos. Puedes crear más particiones si lo necesitas, por ejemplo para juegos, para descargas, etc.
  • Además, al tener los datos separados, te da la posibilidad de formatear el disco del sistema cuando lo necesites, bien sea porque vaya un poco lento de rendimiento, o bien porque haya algún problema que requiera una reinstalación. Al tener el sistema operativo en su propia partición, no perderás los datos que tengas en la otra, que estarán así más seguros.

Al crear una partición independiente para datos, podemos formatear la partición de sistema cuando sea necesario, sin perder nuestra información.

En Windows, la utilidad de “Administración de discos” te permite gestionar las particiones de tu equipo según tus necesidades. Algunas particiones son de sistemas y no debes eliminarlas ni cambiarlas, pero puedes reducir el espacio libre de tu disco duro para crear una nueva partición para tus datos (deberás formatear la nueva partición; normalmente te convendrá usar el formato NTFS).

particiones

cloud-nubePropósito 3: “Le daré una oportunidad a los servicios Cloud o en la nube”.

Los servicios cloud o en la nube han llegado para quedarse. A estas alturas nadie duda de las ventajas de disponer de nuestra información en la nube, aunque también es cierto que tiene ciertos inconvenientes que debes conocer.

Al tener tus información en cloud, podrás acceder a ella desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Esto hace que no tengas que estar pensando en copiar los datos a un pendrive o a algún otro tipo de medio, simplemente vuélcalos a la nube. Además, si dispones de algún tipo de sincronización automática, ese volcado se hará cada vez que actualices tu información sin que tengas que preocuparte de ello.

Dos ejemplos típicos de almacenaje de datos en la nube son Dropbox y Google Drive, cuyas aplicaciones de escritorio mantendrán sincronizadas las carpetas correspondientes entre todos los equipos donde las tengas instaladas (además de que puedas acceder a tus archivos mediante la plataforma web de Dropbox o Google Drive respectivamente).

Si lo que te preocupan son las fotos que haces con tu smartphone, es muy recomendable que actives la sincronización automática con Google Fotos si es un terminal Android por ejemplo (iPhone también permite copia de seguridad automática de las fotos), para así no correr el riesgo de perderlas. Podrás configurarlo para que solo se actualicen las fotos cuando tengas conexión Wi-Fi, de forma que no afecte a tu tarifa de datos.

Los servicios cloud nos permiten acceder a nuestros datos en cualquier momento y desde cualquier lugar si contamos con conexión a Internet. Además suelen permitir sincronización automática.

Estos servicios tienen un límite de almacenamiento, aunque si comprimes las fotos lo suficiente, es algo de lo que no tendrás que preocuparte (Google Fotos de hecho te deja subir todas las que quieras si lo haces en calidad normal). En cuanto al resto de archivos que subas, raciona bien el espacio disponible para no agotarlo, y sube solo aquello que sea realmente importante.

Como comentaba, los servicios cloud también tienen sus inconvenientes, y uno de ellos es el de la seguridad. Si bien es muy extraño que ocurra, en alguna ocasión se han filtrado cuentas de usuarios de servicios en la nube. Además, está el riesgo de que pierdas tu contraseña de acceso, que alguien la averigüe y te la cambie, etc. Como siempre actúa con sentido común, y protege bien los datos de acceso a tu cuenta. Si lo haces, y cambias regularmente tu contraseña, no deberías tener ningún problema al respecto.

candadoPropósito 4: “Revisaré mi configuración de privacidad en las redes sociales”.

Muy a menudo no prestamos la suficiente atención a la configuración de privacidad que tenemos en nuestras redes sociales, y esto es algo que debemos considerar desde un doble punto de vista.

Por una parte, cuando compartimos información con nuestra red, debemos ser conscientes de que hay mucha vías para que esa información llegue a alguien fuera de nuestra red. Por eso, debe predominar la prudencia a la hora de publicar contenido, porque pueden llegar a verlo personas que no habíamos pensado que lo verían. Digamos que esta es la parte de “factor humano”.

Pero está la parte de “factor técnico”, y es que en muchas redes (el ejemplo más claro es Facebook) podemos configurar nuestras preferencias de privacidad para que el contenido llegue solo (sin contar el factor humano) a quienes nosotros queramos que llegue.

Puede establecerse así qué tipo de información verá la gente que no esté en nuestra red, y qué tipo de información verán nuestros contactos. De hecho, incluso a la hora de publicar un contenido concreto, podemos elegir compartirlo solo con determinadas personas. Todo esto es algo a tener muy en cuenta, ya que debemos ser los primeros interesados en mantener unas medidas de privacidad adecuada por nuestro propio bien, para evitar cualquier tipo de problema, suplantaciones de identidad, robos (muy típico si compartimos que nos vamos de vacaciones, y llega a ojos de la persona inadecuada), etc.

Es muy importante vigilar nuestra configuración de privacidad en redes sociales para asegurarnos de que nuestras publicaciones lleguen solo a quienes queremos que lleguen.

Este aspecto es especialmente importante cuando se trata de menores. A menudo vemos como cada vez es más normal que niños tengan perfil en algún tipo de red social, foro, etc. Hay que trasladarles la importancia de usarlas con sentido común, porque esas comunidades pueden ser un caldo de cultivo para problemas de todo tipo si se comparte la información inadecuada.

limpiezaPropósito 5: “Haré un mantenimiento periódico a mis equipos informáticos”.

Por último, otro de los propósitos para el año nuevo 2017 que nos planteamos y que os animamos a llevar a cabo, es mantener adecuadamente vuestros equipos, sean cuales sean los que uséis.

Por ejemplo, cuando hablamos de smartphones, es muy importante mantenerlos cuidados por dentro y por fuera. En el exterior, conviene limpiar regularmente la pantalla (ya que en ella se acumulan grandes cantidades de bacterias), así como la lente de la cámara para evitar perder calidad en nuestras fotos. Además, conviene evitar los entornos húmedos para no tener problemas por condensación en su interior.

En cuanto al interior, a menos que sea imprescindible, no instales software que no provenga de las tiendas de aplicaciones oficiales según tu plataforma. Elimina regularmente las aplicaciones que no utilices, y asegúrate de establecer algún sistema de seguridad en tu dispositivo (ya sea un patrón de desbloqueo, un código PIN, tu huella dactilar, etc).

Si te interesa saber más detalles sobre posibles problemas que puede sufrir tu teléfono móvil, te recomiendo que leas este artículo sobre por qué se rompen los móviles, te dará una idea de las cosas que debes evitar. Aunque todo se resumen en una sencilla regla: usa siempre el sentido común cuando utilices tu dispositivo.

Cuando hablamos de otros equipos, como un PC de sobremesa por ejemplo, limpia regularmente el teclado del mismo, ya que también bajo sus teclas se acumula una gran cantidad de suciedad, que puede llegar a impedir las pulsaciones. Además, es muy recomendable que cada cierto tiempo limpies el polvo del interior de tu equipo, ya que se acumulará en los radiadores, disipadores y ventiladores, dificultando una correcta refrigeración del sistema (lo que lleva normalmente a problemas de rendimiento y, en último extremo, a la rotura de componentes por calentamiento).

disipador-polvo

Mantener limpios y cuidados, por dentro y por fuera, nuestros dispositivos, nos ayudará a aumentar su vida útil, y a que funcionen siempre en las mejores condiciones posibles.

Esto son solo 5 propósitos para el año nuevo que pensamos que puedes empezar a aplicar sin problemas para disfrutar un poco más de la tecnología a tu alcance, pero hay muchos más posibles propósitos tecnológicos que se te pueden ocurrir. Lo importante, ya digo, es que te propongas metas alcanzables y que seas constante en mantener estos hábitos hasta que se vuelvan una costumbre. Verás que tras un poco de tiempo los llevarás a cabo de manera natural, y podrás plantearte nuevos retos para el siguiente año.

Y si tienes algún reto tecnológico más para el 2017 que creas que se escapa de tu alcance y necesitas asesoramiento al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte, guiarte, y abrirte camino para que el próximo año esté lleno de éxitos de los que nos encantaría formar parte.

¡Felices fiestas!

Post escrito por Joaquín Alviz (@rayjaken)

Ingeniero de Telecomunicación. Máster en Administración y Dirección de Empresas. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Apasionado de la tecnología, la gestión y los negocios, cuenta con una amplia experiencia gestionando todo tipo de proyectos. En su tiempo libre le gusta el diseño gráfico, los videojuegos, y escribir sobre cualquier gadget que pase por sus manos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confirma que eres un humano *