10 consejos emprender Silicon Valley Renacens

10 consejos para emprender en Silicon Valley

La tarea del emprendedor es todo un desafío en cualquier lugar en el que se lleve a cabo. Pero, si hablamos de Silicon Valley, el reto se vuelve aún mayor debido a la competencia, a la cultura, a los costes…

Recientemente, fuimos seleccionado como una de las 9 empresas a nivel nacional para participar en un programa de inmersión en Silicon Valley, de la mano de Spain Tech Center. Esta iniciativa, impulsada por ICEX y Red.es, supone una experiencia de dos semanas en San Francisco en la que conocer de primera mano cómo funciona este ecosistema de cara a levantar rondas de financiación, poder abrir una oficina en Estados Unidos, etc.

Quizá conozcas una serie de comedia llamada Silicon Valley, que narra las peripecias de un grupo de emprendedores que montan su empresa en dicho lugar. Aunque en clave de humor, lo cierto es que muchas de las situaciones que ocurren en esa ficción son muy cercanas a la realidad, y están inspiradas en las dificultades típicas a las que hay que enfrentarse para lograr emprender con éxito allí.

En este artículo te explicaré, con un detalle básico (porque este tema daría para escribir libros y libros…), 10 de las consideraciones más importantes que debes tener en cuenta si está planteándote iniciar la aventura de emprender en Estados Unidos, y más concretamente en Silicon Valley.

Durante nuestras dos semanas en San Francisco, hemos podido conocer a emprendedores de éxito, coachers, profesionales de distintos ámbitos (como de banca, asesoramiento legal, recursos humanos…), etc., que nos han dado sesiones de formación del mayor nivel para que conozcamos todos los entresijos que rigen Silicon Valley. Esta formación y charlas basadas en experiencias reales son de un enorme valor, ya que condensan años de experiencia en el mundo de las startups de San Francisco. Aquí te resumiremos los principales consejos que extraemos de todas las sesiones, para que tú también puedas conocer detalles sobre ese mundo, apasionante, exigente y desafiante.

10 Consejos para emprender en Silicon Valley

1. ¿Estás seguro de querer emprender en Silicon Valley?

Silicon Valley consejos emprender 1

Esta es la primera pregunta que deberías hacerte. Emprender es una experiencia única, y en Silicon Valley se transforma en una aventura todavía más apasionante si cabe. Pero, si decides dar el salto y crear o mover tu empresa a dicho lugar, debes estar seguro de querer hacerlo.

Los motivos para querer emprender en el Valle son variados, pero los más comunes son:

  • Estados Unidos supone para ti un mercado especialmente importante, con clientes que pueden suponer una parte significativa de tu negocio.
  • Estás buscando rodearte de expertos en determinadas tecnologías a nivel mundial, y de talento de todo tipo.
  • Estás buscando poder levantar rondas de financiación.
  • Te interesa vender desde Estados Unidos a todo el mundo.

Cada empresa es un caso distinto, y sería imposible en este artículo cubrir todo el espectro de posibles motivos que llevan a buscar establecerse en Estados Unidos, y en Silicon Valley concretamente. Pero, teniendo en cuenta los casos anteriores, cabe mencionar los siguientes aspectos:

Estados Unidos es un país muy amplio, y con distintas regulaciones para las empresas en función de dónde se establezcan. Por tanto, es posible que, aunque quieras estar en USA, no necesites estar en Silicon Valley (que, normalmente, está más enfocado a las empresas tecnológicas). Otras zonas pueden ser más interesantes para determinados casos, especialmente si nos fijamos en los costes (de los que hablaremos posteriormente). Por ejemplo, Austin (Texas) es otro núcleo en el que se congregan multitud de startups, que ofrece costes más reducidos y enormes posibilidades de crecimiento.

Lo primero que hay que tener claro a la hora de dar el salto a Estados Unidos es si realmente interesa hacerlo o no, y si interesa Silicon Valley o alguna otra zona

En cuanto a la financiación, es verdad que la que puede conseguirse en Silicon Valley es a menudo muy superior a la que se puede obtener en España, y en Europa. Con respecto a España, para una empresa en un mismo estado de madurez, con un producto con la misma tracción, y las mismas previsiones de crecimiento, la financiación que se puede obtener en unas Series A por ejemplo, puede ser más de 10 veces mayor en Silicon Valley que en España, y más de 5 veces mayor que en la Unión Europea.

Pero, para lograr cerrar esas rondas, será necesario demostrar que la empresa se encuentra en una fase de crecimiento exponencial (el conocido como “hockey stick“), propia de las empresas más escalables, que venden productos con gran tracción y público potencial.

Hockey stick Renacens Silicon Valley

Si, teniendo en cuenta lo anterior, crees que tu empresa se encuentra en una situación en la que pueda tener el atractivo suficiente para los inversores, y sigues pensando que Estados Unidos es el lugar en el que debes posicionarte, sigue leyendo los siguientes consejos.

2. Costes

El tema de costes es algo que varía enormemente entre unas zonas y otras de Estados Unidos. Pero, si nos centramos en Silicon Valley (objetivo de este artículo), pueden resumirse en una palabra: locura.

Por la propia ley de la oferta y la demanda, constituir tu empresa en Silicon Valley supondrá un desembolso muy importante que se destinará fundamentalmente a dos aspectos: espacio físico y costes de personal.

Espacio físico

Silicon Valley consejos emprender 2

Si vas a implantarte en el Valle, vas a necesitar tener un espacio físico para tus oficinas con enorme probabilidad, si quieres que se te tome en serio. Y, para hacer negocios ahí, este espacio va a tener que estar ahí. Muchas personas se plantean hacer negocios con inversores y capital de Silicon Valley teniendo sus oficinas en otras zonas más económicas de Estados Unidos pero, por curioso que nos parezca, las reuniones presenciales en la era 2.0 siguen siendo costumbre en la cuna de la tecnología.

Por eso, a menos que quieras tener que estar volando continuamente, o haciendo cientos de kilómetros (de millas, mejor dicho) diariamente, vas a tener que contar con oficinas en la zona. Y, como te puedes imaginar, esto no es barato.

Por otra parte, también vas a necesitar espacio para vivir allí. Y, para que te hagas una idea, el alquiler de un piso modesto en una zona modesta, puede superar muy fácilmente los 4.000$ mensuales. Eso a su vez llevará probablemente asociados otros costes, como el de los desplazamientos hasta tu oficina y hasta las oficinas de clientes, inversores, partners…

Costes de personal

Silicon Valley consejos emprender 3

Los salarios en Silicon Valley son sustancialmente superiores a lo que estamos acostumbrados a ver en España, e incluso en Europa. Y, si hablamos de profesionales relacionados con las tecnologías de la información, quizás más.

Para ponernos en situación a la hora de contratar personal en el Valle, por ejemplo, tenemos el caso de un desarrollador web, cuyo sueldo puede superar fácilmente los 100.000$ anuales brutos en Silicon Valley. Si hablamos de ramas más específicas, especialistas, desarrolladores full-stack… podemos irnos fácilmente a los 150.000$ – 200.000$ anuales. Hay que tener en cuenta que allí se dan cita muchos de los mejores profesionales del mundo, viéndose su talento atraído por, entre otras cosas, los altos salarios que las grandes compañías internacionales pueden permitirse.

Los costes de espacio físico y de personal son muy elevados en Silicon Valley, y es uno de los puntos más importantes a analizar antes de dar el salto

Otra de las ramas profesionales más valoradas en la zona es la de los comerciales. En Estados Unidos, el marketing tradicionalmente ha llevado años de ventaja al resto del mundo. Sus capacidades de venta van más allá de lo académico, siendo todo un arte muy depurado y perfeccionado con el paso del tiempo. Y, dejando a un lado de que tengan grandes dotes para la venta, no hay que olvidar las posibles barreras idiomáticas y culturales que un nativo estadounidense no tiene que enfrentar.

Esas capacidades y características por supuesto tienen un precio, que de nuevo puede estar entre los 150.000$ y los 200.000$ para comerciales con experiencia y buena trayectoria.

Si hablamos de llevar a parte de nuestro equipo desde España a Silicon Valley, hay que seguir teniendo en cuenta el alto coste de vida que hay que afrontar. Y, más allá de esto, a la hora de conseguir una visa de trabajo para nuestro equipo, se revisará el sueldo que van a tener en Estados Unidos. De esta forma, si el sueldo no es lo suficientemente alto, se puede denegar la visa al trabajador.

3. El pitch

Silicon Valley consejos emprender 4

Si hay un concepto al que tendrás que dedicar bastante tiempo hasta tener pulido al 100%, es el pitch. Un pitch, grosso modo, es una presentación de tu empresa, que busca ser lo suficientemente atractiva como para que la persona a la que se la haces quiera hacerla a otra persona a su vez. Dependiendo del público (inversores, posibles clientes, socios…) y del tipo de presentación (por ejemplo, por su duración), hay varios tipos de pitch.

En este artículo nos centraremos en los consejos básicos que hemos recibido nosotros mismos para preparar un pitch de cara a inversores, con una duración de 2 minutos. Habitualmente a estos pitches se les llama elevator pitch, ya que la idea es que puedas ser capaz de contarle tu idea a alguien en lo que tarda un viaje de ascensor. Pero, ojo, el objetivo del pitch no es que quieran comprarte, o realizar una inversión. El objetivo es, simplemente, resultar lo bastante interesante como para que quieran volver a tener una reunión contigo, o recibir más información al respecto.

¿Crees que dos minutos son poco para contar de qué va tu empresa? Un anuncio típico de televisión, en el que te cuentan las maravillas de un producto o servicio, dura de media unos 20 segundos. Eso significa que en 2 minutos cabrían 6 anuncios de ese tipo, o sea, que debería ser tiempo más que suficiente para contar tu proyecto.

El objetivo del pitch no es contar todos los detalles de tu empresa, sino que el inversor quiera tener otra reunión contigo para entrar en detalles

El comienzo

Silicon Valley consejos emprender 5

A la hora de comenzar tu pitch, debes buscar hacerlo de forma que captes la atención de tu público. Y, después, retener dicha atención durante el resto del tiempo. Para eso, hay varias fórmulas que pueden ayudarte a tener un inicio que enganche. Por ejemplo:

  • Comenzar con una pregunta (pero cuidado, no te interesa que gente del público responda con un punto de vista que no te convenga).
  • También puedes empezar de la forma: “Imagínense que…” y proponer un escenario para guiar al oyente.
  • Los números suelen ser un buen aliado, siempre que no abuses de ellos. Comenzar ofreciendo cifras muy sorprendentes y llamativas, puede captar la atención del público.
  • Una cita suele hacer que la gente se sienta identificada con el discurso y es otro recurso muy utilizado.
  • Una breve demo puede ser un buen recurso, pero no es lo más recomendado, ya que puede fallar, y además no siempre llevarás la demo contigo (en Silicon Valley tienes que estar preparado para “pitchear” el 100% del tiempo, porque en cualquier lugar puede haber un inversor en potencia).
  • Hacer una confesión sobre algo personal, que te permita poner al público de tu parte, para después guiarles en el discurso.
  • Hacer una propuesta de valor, mostrando al público cómo lo que tú vas a presentar puede cambiar sustancialmente una situación, para después poder desarrollarlo.
  • Contar una historia, de manera que el público se identifique con ella, y mantener de alguna forma esa conexión con la historia durante tu pitch.
  • Por último, el humor. Sin duda, este es uno de los mejores recursos que puedes utilizar, siempre y cuando sepas hacerlo adecuadamente. Piensa que los inversores escuchas decenas de pitches cada semana, por lo que al menos si haces que se diviertan ganarás posibilidades de que recuerden tu charla.

El cuerpo del pitch

Silicon Valley consejos emprender 6

En cuanto al resto del discurso, un esquema ampliamente aceptado es el que propone Simon Sinek en su método “Start with WHY“, que básicamente se resume en hablar del What, el Why y el How, siguiendo este flujo:

  • ¿Qué es lo que haces? – Producto o servicio
  • ¿Por qué lo haces? – Referencias de por qué tú y tu equipo sois buenos en esto.
  • ¿Qué pinta tiene el mundo contigo en él? – Mejoras sustanciales que aporta tu empresa, cómo puede suponer un cambio en la sociedad, en la manera de hacer las cosas…
  • ¿Cómo haces dinero? – Modelo de negocio
  • ¿Qué necesitas para crecer de forma exponencial? – Recursos que te permitirían hacerlo, tiempo estimado, situación en ese momento…

Pero hay otros modelos algo más tradicionales, y que funcionan muy bien si son bien ejecutados, como el siguiente:

  • Hablar sobre el problema (que posteriormente ayudarás a resolver).
  • Hablar sobre consecuencias del problema.
  • Hablar sobre la solución y oportunidad detectada.
  • Mostrar tu producto, resaltando sus puntos clave, ventajas competitivas, lo que te hace diferente del resto. Si hablas sobre la tecnología, intenta no usar demasiados tecnicismos, explica lo fundamental para que cualquier persona pueda entenderlo. Cuenta “dónde está la magia”.
  • Cuenta tu modelo de negocio. ¿Tienes tracción? Si es así, no dudes en hablar de ello, es un punto que valoran muy positivamente.
  • Habla sobre tu equipo, al menos el staff, resaltando si tenéis experiencia relevante en campos relacionados con lo que presentáis. El apartado de tu equipo es vital, incluso a nivel gráfico en la presentación. Intenta que se vean personas entusiasmadas, que transmitan confianza y optimismo. A tu público le puede interesar saber cuánto tiempo hace que os conocéis, en qué destacáis, que reparto de la empresa tenéis establecido entre los fundadores…
  • Comenta tus hitos, los pasados y los futuros, para saber en qué situación se encuentra tu empresa en este momento, lo que habéis logrado ya y vuestros objetivos futuros.
  • Termina con una llamada a la acción. Si estás buscando financiación, dilo sin miedo. Si buscas que expertos te den su opinión sobre tu modelo de negocio, dilo. Si simplemente te interesa dar a conocer tu producto y quieres invitar a que la gente te visite en un stand o en tu oficina, dilo.

Silicon Valley consejos emprender 6

Ni qué decir tiene que, el contenido del pitch, debe ir acompañado de una buena presentación. En ese sentido, funcionan muy bien los Power Point cuando son más visuales, con muy poco texto, y con un aspecto cuidado.

Es mejor no incluir vídeos ni animaciones complejas en general, de forma que el peso de tu pitch no recaiga sobre esos elementos; recuerda, debes ser capaz de dar tu pitch en un ascensor, en un bar, en una parada de autobús… sin necesidad de soporte de ningún tipo, y venderte igual de bien. Así, de paso, evitarás posibles sustos durante una presentación si no funciona un vídeo.

Tu pitch debe poder mantenerse sin necesidad de vídeos, animaciones…, de forma que puedas darlo en un bar, en una parada de autobús, etc., y sea igual de convincente

De igual manera, tu forma de hablar, de expresarte en un escenario, el contacto visual, tu lenguaje corporal, etc., son aspectos que debes cuidar para sacar lo mejor de ti mismo, ya que cada minúsculo detalle influye.

Otro punto que me gustaría señalar es algo que hemos visto en diferentes pitches, y es el usar una comparación con otra empresa para dar un vistazo rápido de qué hacemos en la nuestra. Por ejemplo (ejemplos totalmente inventados), decir frases del tipo: “Somos el Uber de la comida rápida”, “Somos el Tinder de la decoración”, etc. Hay opiniones encontradas sobre el uso de estas referencias. Mi opinión es que compararse con otros siempre es peligroso. Puede venir bien en una conversación informal, aunque usarlo en un pitch no siempre es la mejor opción; tu producto o servicio debería ser entendible sin tener que recurrir a esas comparaciones.

Como decimos, una vez vistos estos puntos (por supuesto sin entrar en gran detalle), deberías haber conseguido llamar la atención de tu audiencia para que quieran saber más de ti. Si es así… ¡buen trabajo!

4. One pager e Investor deck

No pienses que el pitch es el único documento que vas a tener que preparar a conciencia. Existen otros muy usados, que te harán falta sobre todo si tu pitch tiene una buena acogida entre tu público. Se trata del “One pager” y el “Investors deck“, elementos que tendrás que tener listos por si te los pide un inversor, para enviárselos lo antes posible (en el caso ideal, en ese mismo instante desde tu teléfono… ¡no le hagas esperar!).

One pager

Silicon Valley consejos emprender 7

El primero es un resumen de, como su propio nombre indica, una cara de una página, en el que debes tratar de condensar la información más importante de tu empresa. Grosso modo, podríamos decir que es un resumen de tu resumen ejecutivo, en el que debes nombrar el problema y la solución, las claves de tu producto o servicio, el mercado potencial, modelo de negocio, incluso dar algunas pinceladas sobre tus competidores, y presentar a tu equipo. La idea es que, terminado el pitch, la gente pueda llevarse tu One pager para tener la información a mano y ponerse en contacto contigo si necesitan detalles más profundos del proyecto.

También es recomendable añadir en el One pager una frase que pueda resumir lo que haces y el espíritu de tu empresa, en un concepto de pocas palabras, y que (con suerte) quien lo lea pueda recordar y le llame la atención.

Como ejemplo de estructura de un One pager, te dejo una imagen que resume a la perfección el aspecto que debe de tener, del gran Ismael Barros:

Estructura one pager

Investor deck

Silicon Valley consejos emprender 7

El siguiente en el ranking de documentos sería el Investor deck. En este caso, hablamos de un documento más extenso, de varias páginas, en el que podrás contar con mucho más detalle los puntos que hasta ahora nos hemos limitado a resumir brevemente. El Investor deck es el documento que puedes entregar a un inversor una vez que éste te pida más información sobre tu empresa. En ese momento, ya has captado su atención, por lo que te interesa que conozca los detalles del proyecto (sin aburrirle).

No dudes en presentar tu empresa y a tu equipo de la mejor manera posible, nombrar más proyectos exitosos en los que hayáis participado, y vuestras principales habilidades. Además, podrás entrar a analizar mejor la competencia, y tus puntos fuertes frente a ella.

Por supuesto, el modelo de negocio debe quedar perfectamente explicado en el Investor deck, así como la oportunidad que se ha encontrado, las características de tu solución, los beneficios para el cliente final, etc.

Digamos que estamos ante un documento que cubre y amplía aquello tratado en el One Pager, al no tener una limitación de espacio tan clara, y que debe estar enfocado a resolver las posibles dudas que un inversor puede tener de cara a tu empresa, para animarle a invertir en ella.

El One pager y el Investor deck son documentos en los que deberás trabajar para tenerlos listos si alguien te los pide, tras un pitch exitoso

5. El valor del equipo

Silicon Valley consejos emprender 8

Si una cosa nos ha quedado clara durante nuestras semanas en Silicon Valley, es el enorme valor que allí se da al equipo. Personalmente, no esperaba que me repitieran tantas veces la importancia de hablar de tu equipo en una presentación, y de hecho, si no me lo hubieran dicho, probablemente no se me habría ocurrido añadir slides para presentar a nuestro equipo en un documento que pretende explicar un producto o un servicio.

Esto se debe a una máxima que nos ha quedado grabada a fuego tras la experiencia: los inversores no invierten en un producto o en una idea; invierten en un equipo. Y esto nos lo han dicho tanto los expertos en startups como los propios inversores, coincidiendo en la importancia de rodearse de los mejores, de encontrar un equipo equilibrado, a ser posible con alguno de los fundadores de perfil muy técnico, y a saber comunicar dicho equipo a los inversores, ya que un buen equipo es lo que más confianza les transmite.

Un inversor busca un grupo de personas que, por supuesto, tengan un proyecto económicamente interesante, que le vaya a suponer un retorno de su inversión cuando decida salir del proyecto (mención aparte merecen las estrategias de salida o Exit), pero que sean flexibles, que sepan pivotar cuando sea necesario, que se adapten, que busquen soluciones, que estén ilusionadas, que hayan sabido enfrentarse en el pasado a grandes retos y superarlos, y que sean capaces de avanzar en una misma dirección.

Un inversor no invierte en un producto, un servicio o una idea; invierte en un equipo de personas que le den la confianza de que el proyecto será llevado a cabo con éxito

Es conveniente nombrar los premios que se hayan obtenido, tanto a nivel de equipo como de individuos si es el caso, nombrar los hitos que los miembros del equipo han logrado en su área de conocimiento, y remarcar aquello en lo que sean especialistas. De hecho, también es muy importante que, si entre los socios de la empresa hay alguien que ha estudiado en alguna de las universidades top de Estados Unidos (como Stanford), se diga; al ser alguien que conoce la cultura y que cuenta con esa educación, será muy bien valorado por parte de los inversores.

La importancia de saber pivotar

Silicon Valley consejos emprender 9

Sobre el concepto introducido anteriormente de “pivotar”, es algo que en Silicon Valley está a la orden del día. No se trata de que la empresa esté cambiando continuamente de rumbo, desde luego. Pero sí de que, si es necesario modificar un aspecto de la estrategia (incluso muy profundo o vital), del modelo de negocio, del producto, del mercado objetivo… se esté en disposición de hacerlo en el menor tiempo posible, sin que esto suponga un impacto para la cultura de la empresa. Y, para ello, es fundamental que el equipo sea lo bastante dinámico, y tenga la suficiente buena relación y compenetración, como para llevarlo a cabo satisfactoriamente.

Un ejemplo típico de empresa que, tras pivotar, obtuvo su mayor éxito, es el de Instagram. Esta red social nació como una plataforma de localización al estilo de Foursquare, pero supieron ver que su principal valor estaba en las fotografías que subían los usuarios, cambiando a lo que hoy en día conocemos.

6. Networking

Silicon Valley consejos emprender 10

La cultura española es, como suele ocurrir con los pueblos mediterráneos, una cultura tradicionalmente bastante abierta. Y, sin embargo, a la hora de estar dispuestos a entablar nuevas relaciones, Silicon Valley nos lleva la delantera.

Ya se ha comentado antes que puedes encontrarte con un inversor en cualquier lugar. Pero esto no se limita solo a inversores. Cualquier lugar es bueno para hacer un nuevo contacto en Silicon Valley, y esto es algo que tienen muy interiorizado. Cuando uno sale de casa en aquella zona (incluyendo San Francisco), sale abierto a nuevas relaciones.

Y con esto no nos referimos a que salga dispuesto a aceptar nuevas relaciones, o sea, no sale en modo “no-cerrado”, sino realmente abierto, buscando activamente la posibilidad de crear nuevos contactos, nuevas amistades, como forma de crecimiento personal y, en paralelo, profesional.

Hemos conocido casos concretos de personas que, yendo al gimnasio, han establecido contactos y amistad con individuos que han resultado ser profesionales de primer nivel en temas como coaching empresarial, gestión del cambio, motivación… O gente que, en bares, han conocido a emprendedores de éxito que, a su vez, les han puesto en contacto con desarrolladores para proyectos concretos. Como anécdota, el CEO de una de las empresas que nos acompañó a Silicon Valley conoció a una persona en el hall de un hotel, que resultó ser responsable de un programa de televisión en la emisora de Silicon Valley; al día siguiente, este CEO que nos acompañaba estaba presentando su proyecto en la televisión en directo para todo Silicon Valley, reuniéndose posteriormente con inversores.

Establecer contactos es una estrategia fundamental para triunfar en Silicon Valley; debes estar siempre dispuesto a entablar nuevas relaciones en cualquier momento y situación

Literalmente, cualquier lugar es bueno para hacer un nuevo contacto, y esto no debe verse como algo egoísta, sino como un beneficio mutuo, ya que el resto de personas también están deseando poder ampliar su círculo. De la cantidad de relaciones establecidas entre todos ellos es de donde viene probablemente el mayor valor de Silicon Valley. De hecho, el Valle es una especie de enorme red social no virtual.

Estas relaciones permiten que un contacto pueda presentarte a la persona adecuada en cualquier momento, uniendo en un tejido a emprendedores, inversores, técnicos, abogados, especialistas en visados, en diseño, en programación… Y, para eso, el primer paso es que salgas de casa dispuesto a ser el contacto que otra persona puede necesitar conocer.

7. Redomesticación

Silicon Valley consejos emprender 11

Se entiende por redomesticación (redomestication) el proceso por el que adaptamos nuestra empresa para poder operar con ella en Estados Unidos, para acceder a Venture Capital, para entrar en el mercado con mayores garantías, para potenciar tu marca… Este proceso, que suele llevar unos 3 meses de trabajo y es realmente complejo, es de vital importancia y podría darse un curso monográfico sobre ello, pero aquí presentaremos solo algunas bases que conviene tener en cuenta.

La primera es que, con gran probabilidad, un inversor de Silicon Valley no va a invertir en una empresa española, sino que va a necesitar que ésta esté constituida en Estados unidos. Para esto, existen varias alternativas en función de cómo tengamos constituida nuestra empresa. Por ejemplo, podemos abrir una nueva empresa, y constituirla en Delaware (Delaware Corporation o Delaware LLC). Esta suele ser una de las alternativas más utilizadas, por las distintas ventajas con las que cuentan las empresas que se constituyen allí (lo cual luego no impide que puedas tener oficina en San Francisco, lo cual de hecho será algo bastante necesario).

Otra opción será establecer la central en España y abrir una sucursal en USA, o viceversa. Como digo, dependiendo de cada caso será aconsejable una estructura u otra. En estos casos, el consejo sería contar con un experto en el tema, ya que puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza y tiempo perdido, aunque claro, tendrá un coste asociado…

Como comentábamos hace un momento, contar con una oficina en Silicon Valley o San Francisco es indispensable para implantarse allí. No cuentes con que podrás trabajar desde tu piso de manera seria; vas a necesitar unas instalaciones dedicadas. Hay edificios de coworking que alquilan oficinas a precios más competitivos, lo que suele ser una buena opción. Por supuesto, también hay aceleradoras de startups que las asesoran y apoyan durante el proceso, pero en ocasiones para aplicar ya necesitas tener presencia en Estados Unidos…

Lo cierto es que, en aquella zona, se siguen manteniendo muchas reuniones presenciales a pesar de las ventajas que la tecnología nos ofrece para poder tener reuniones virtuales. Si tienes inversores, lo más probable es que quieran verte cada varios días, en persona. Y para eso tendrás que desplazarte, lo cual es realmente muy incómodo si te encuentras a cientos (o miles) de millas de San Francisco.

Otro tema a considerar es el de la cuenta bancaria. Vas a necesitar una cuando estés en Estados Unidos, y es algo que te conviene empezar a preparar un poco antes de ese momento. Un detalle muy importante es que la cuenta bancaria de la compañía debe abrirla un secretario de la misma. Esto significa que, si eres el CEO, pero no consta en ningún sitio que tienes permisos para actuar como secretario de la compañía, no podrás abrir la cuenta bancaria. Y, al parecer, esto es algo que ocurre más a menudo de lo que parece.

También hay que tener en cuenta que en Estados Unidos es muy habitual el uso de cheques en lugar de transferencias bancarias, porque estas últimas tienen un alto coste asociado.

Para abrir la cuenta bancaria, normalmente es necesario un número de la seguridad social estadounidense. Sin embargo, existen productos bancarios para clientes internacionales que permiten abrir cuentas sin esta necesidad, lo cual es muy interesante.

Historial crediticio

Silicon Valley consejos emprender 12

Para terminar este punto, vale la pena hablar sobre el sistema de historial crediticio de Estados Unidos. Y es que, en este país, las personas cuentan con un pasado de crédito que tiene una enorme importancia y trascendencia para todo tipo de instituciones (especialmente para los bancos).

Al principio, una persona no tiene historial (como es lógico), por lo que los préstamos y condiciones a los que puede acceder son muy limitados. Conforme va adquiriendo deudas, y las va pagando, su historial de crédito va almacenando esta información, y se le asigna una puntuación que da una idea de lo fiable que es esta persona a la hora de devolver el dinero prestado, calificando su solvencia económica. Así, se calcula su nivel de crédito FICO, que da una idea del riesgo que supone prestarle dinero a una persona.

Basándose en el historial crediticio, un banco, un contratante, una empresa de seguros… puede determinar la cantidad de dinero máxima que pueden prestar, el interés a cobrar, el plazo, los riesgos…

Cuando como individuo no cumples con tus deudas, y no pagas a tiempo lo que debes, la información de haber fallado en tus obligaciones puede quedar en el historial hasta 7 años (y hasta 15 si has estado en bancarrota). Por tanto, es de vital importancia cumplir con los pagos, para evitar que eso pueda perjudicar en el futuro, ya que como decimos cualquier empresa va a mirar el historial crediticio de un individuo a la hora de poner en juego su dinero o un puesto de trabajo, por ejemplo.

El tema del historial de crédito es tan importante que, si vas a trasladarte a Estados Unidos, te recomiendo que hables con un asesor especializado que te explique cómo puedes conseguir el historial de crédito, la mejor forma de conseguir una buena puntuación, información avanzada sobre las tarjetas de crédito, cómo corregir errores de tu historial, etc.

El historial de crédito de un individuo le asigna una puntuación que determinará en gran parte los préstamos a los que podrá acceder, contrataciones, hipotecas, tarjetas de crédito, etc.

8. Visados

Silicon Valley consejos emprender 13

Otro de los temas que más quebraderos de cabeza suele dar a quien decide montar su empresa en Estados Unidos es el de los visados.

Existen varios tipos de visados, y el elegir uno u otro va a depender en gran medida de la madurez del proyecto en que nos encontremos. Los visados (excepto el OPT quizá) están vinculados a una empresa concreta, por lo que no es factible ir a USA con la idea de obtener un trabajo después de haber entrado en el país; necesitarás el trabajo con antelación para poder conseguir el visado antes de entrar.

Si tu empresa no tiene aún clientes en Estados Unidos y lo que buscas es explorar el mercado (en cuyo caso, debes tener en mente los altos gastos que esto conlleva, como ya se ha comentado), lo más recomendable suele ser optar por un visado B1/B2. Pero, en cualquier caso, vamos a ver algunas de las características de los distintos visados, para que sepas mejor cuál se adapta a tus necesidades:

OPT (Optional Practical Training)

El visado OPT tiene una duración de un año, y no tiene coste. Permite trabajar durante doce meses una vez finalizado un programa universitario undergraduate o MBA. La Universidad en cuestión, además, debe participar en la solicitud del OPT. No exige una remuneracion determinada, y no puede ser renovado una vez finalizado el plazo.

J-1 (visado de prácticas)

Este visado tiene una duración de 18 meses, y cuesta unos 2.000$ aproximadamente. Se trata de un trámite bastante sencillo, que puede demorar en total unas 6 semanas. Es necesario contar con un sponsor y demostrar que la oportunidad profesional que se va a cubrir está relacionada con el background académico y profesional del interesado. No requiere un sueldo determinado.

Sin embargo, una vez comienza el visado, no resulta sencillo cambiar de empresa si fuera necesario.

Este visado se tramita a través del consulado del país de origen.

H-1B (visado temporal de profesional)

El visado H-1B tiene una duración de 3 años, con derecho de renovación por otros 3 años (la duración máxima es de 6 años). También en este caso es preciso demostrar que el perfil del interesado cuadra con el puesto que se va a cubrir.

Conlleva unos gastos asociados con DHS (Department of Homeland Security) que rondan entre los 460$ y los 1700$, además de unos costes de gestión y jurídicos de unos 2.000$. Es una buena vía de entrada para obtener la residencia, y además perite el cambio a otras empresas. Puede pagarse una cuota extra (1.225$) para obtener el Premium Processing y tramitarlo más rápido. El empresario se hace cargo de estos costes.

Sin embargo, hay un número limitado de visados en cada ejercicio fiscal (entre el 1 de octubre y el 30 de septiembre), y el proceso implica un análisis de sueldo muy minucioso, demostrando que se percibirá un sueldo acorde a las estadísticas del Departamento de Trabajo (y esto, en Silicon Valley y la zona de San Francisco, será equivalente a contar con un sueldo bastante alto).

L-1A o B (visado para empleados de multinacional)

Este visado tiene una duración de 3 años, pudiendo renovarse por 2 años más (duración máxima de 5 años). En caso de que se trate de una empresa nueva, el período inicial es de 12 meses, renovable por 3 años. No puede traspasarse a otra empresa.

Los costes de DHS rondan los 500$ (también cuenta con la posibilidad del Premium Processing), y conlleva unos gastos de gestión y jurídicos de 6.000$ (el empresario corre con los gastos).  Es preciso demostrar, para obtenerlo, que el interesado ha estado trabajando durante al menos un año en los dos últimos años inmediatamente anteriores a la solicitud.

El visado L-1A permite presentar la solicitud de residencia un año después de entrar en el país (si no es para una empresa nueva). No existe un cupo anual máximo de visados a conceder. Además, no hay un salario predeterminado.

Esta opción permite al cónyuge e hijos del interesado viajar a Estados Unidos y trabajar de manera independiente.

E Visa (empresa inversora)

Esta modalidad, que es una de las más interesantes a la hora de lanzar una empresa en USA, ofrece una duración de 3 a 5 años, con derecho a renovar ilimitadamente por períodos de 3 años. Tiene unos costes de representación legal y de gestión que rondan los 4.500$, y unas tasas consulares de unos 295$. Es necesario que la empresa demuestre que hay una inversión en un proyecto viable en Estados Unidos, con capacidad de crecimiento y de generación de empleo.

No depende de un cupo anual (como en el caso del H-1B). No tiene un salario predeterminado asociado, y permite al cónyuge e hijos del inversor viajar a Estados Unidos a trabajar de manera independiente.

Es necesario demostrar que se ha realizado una inversión en un proyecto viable, antes de haber solicitado el visado. Este visado no permite traspasarse a otra empresa.

Se trata de una modalidad que no facilita el conseguir la residencia permanente posteriormente.

O-1 y EB-1

Estos visados están pensados para personas que puedan demostrar una trayectoria profesional brillante. Es una muy buena opción para los individuos que tienen una startup conocida, para investigadores y para personas reconocidas en su campo profesional.

Tiene una duración de 3 años, con derecho a renovar ilimitadamente por períodos de 3 años.

Conlleva unos costes de representación legal y de gestión entre 7.000$ y 10.000$, y unos costes de DHS de 460$ (con opción de Premium Processing).

B1/B2

Estos son los visados de turista y negocios. Se puede tramitar para viajar a USA a preparar un plan de negocios y dar los pasos preliminares antes de abrir oficinas en USA.

Tienen una duración de 10 años, pero sólo permiten entrar en USA en períodos de 6 meses. Las tasas consulares asociadas son de aproximadamente 180$.

La persona que solicita el visado debe demostrar que no va a trabajar (o sea, que se tiene un empleo en España, o que de alguna manera se tienen ingresos que puedan financiar el viaje). Es un visado muy económico que no requiere de un abogado para su tramitación. Simplemente es necesario rellenar un formulario online (el DS-160) e ir a la embajada con evidencias del proyecto y el motivo del viaje.

Además, se puede solicitar una extensión de la entrada inicial sin necesidad de salir del país.

Sin embargo, en este caso, el empleado o la persona que llega con un visado B1/B2 no puede sacar un número de seguridad social, lo cual hace que el día a día en Estados Unidos sea un poco más complicado a la hora de, por ejemplo, abrir una cuenta bancaria, comprar un coche o una casa, activar un número de teléfono, etc.

Este visado sólo permite hacer un viaje de máximo 6 meses cada año, por lo que no se puede abusar de él.

9. Due diligence

Silicon Valley consejos emprender 14

Cuando hablamos de due diligence (un término que te cansarás de escuchar si vas a implantarte en Estados Unidos), nos referimos a toda la información necesaria que se estudiará de tu empresa antes de firmar un contrato, de una posible participación en la empresa, una inversión, una compra… Es una especie de auditoría, previa a una toma de decisión de gran calibre, que facilita mucho las gestiones posteriores.

Algunas de las informaciones que se suelen requerir en un due diligence, y que te interesará tener preparadas en la medida de lo posible, son las siguientes:

  • Registros de la compañía, plan de negocio y estado financiero
    • Certificados de incorporación, de designación de puestos, derechos, etc.
    • Minutas de las reuniones entre los directores y el resto de partes interesadas. Consentimientos por escrito de decisiones tomadas.
    • Plan de negocio y proyecciones financieras.
    • Estado de cuentas más reciente.
  • Acuerdos sobre valores
    • Esquema de capitalización actual, incluyendo a los posibles inversores.
    • Copias de los acuerdos relativos a opciones, garantías, derechos (incluidos los derechos de conversión o de preferencia) o acuerdos para la compra o adquisición de cualquiera de los valores de la sociedad, así como los acuerdos relativos a las emisiones de acciones pasadas de la sociedad (acuerdos sobre derechos de los inversores, acuerdos de voto, derecho de preferencia y acuerdos de co-venta).
    • Resumen de los calendarios de adquisición de derechos de cualquier opción sobre acciones sujeta a la adquisición de derechos.
    • Evidencia de calificaciones o exención bajo las leyes federales y estatales aplicables para la emisión o transferencia de los valores de la compañía.
  • Acuerdos relevantes
    • Los acuerdos, entendimientos, instrumentos, contratos o propuestas de transacciones en los que la empresa sea parte o por los cuales esté obligada y que impliquen obligaciones de, o pagos a, la empresa de más de 10.000$.
    • Cualquier acuerdo relativo a la compra, arrendamiento o subarrendamiento de bienes muebles o inmuebles.
    • Cualquier documento que demuestre cualquier hipoteca, préstamo o gravamen con respecto a la propiedad o activos de la compañía.
    • Cualquier documento que demuestre deuda por dinero prestado o cualquier otro pasivo en que haya incurrido la compañía.
    • Cualquier documento que demuestre préstamos o anticipos realizados por la empresa.
    • Las pólizas de seguro que posea la compañía o de las que la compañía sea beneficiaria y un resumen de dichas pólizas, si las hubiera.
    • Cualquier empresa conjunta y acuerdos de asociación.
    • Contratos de gestión, servicios y marketing.
    • Cualquier acuerdo de confidencialidad y no divulgación.
    • Cualquier acuerdo que requiera consentimientos o aprobaciones en relación con la financiación.
    • Cualquier tipo de acuerdo estándar utilizado por la empresa.
    • Cualquier otro acuerdo relevante asociado a los negocios de la empresa, o que se salga de la línea general del negocio.
  • Empleados y asesores
    • Una lista de responsables nivel C y directores. Si algún responsable no está actualmente dedicando el 100 por ciento de su tiempo de negocios a la compañía, debe ser anotado.
    • Cualquier acuerdo, entendimiento o propuesta de transacciones entre la compañía y cualquiera de sus responsables, directores y afiliados, o cualquier afiliado a los mismos, incluyendo sin limitarse a, acuerdos de empleo.
    • Acuerdos de confidencialidad entre empleados y fundadores y acuerdos privados de cesión de tecnología e información.
    • Contratos de consultoría o asesoramiento.
    • Incentivos patrimoniales u otros planes similares.
    • Planes de beneficios para empleados, incluyendo, sin limitarse a, planes de opciones sobre acciones, planes de pensiones y planes de seguros.
  • Información relativa a disputas y posibles litigios
    • Cualquier correspondencia o documentos relacionados con cualquier acción, demanda, procedimiento o investigación pendiente o notificada, incluyendo, sin limitarse a, aquellos que involucren a los empleados de la compañía en relación con su empleo actual o anterior, o al uso de la tecnología.
  • Propiedad intelectual
    • Listado y copia de todos los documentos que evidencien propiedad o cualquier otro derecho sobre la propiedad intelectual, incluyendo, sin limitarse a:
      • Patentes de Estados Unidos e internacionales, de utilidad y diseño, solicitudes de patentes e invenciones (patentes que aún no han sido solicitadas).
      • Marcas estadounidenses e internacionales, registradas y no registradas, marcas de servicios, imagen comercial, nombre comercial y dominios de Internet.
      • Copyrights estadounidenses e internacionales.
      • Cualquier secreto comercial o información o proceso privado
      • Cualquier otro derecho de propiedad o información confidencial que sea relevante para el negocio, operaciones o previsiones de la compañía.
    • Cualquier licencia o acuerdo de cualquier tipo con respecto a la patente de la empresa o de terceras partes, derechos de autor, secreto comercial u otros derechos de propiedad intelectual, información o tecnología propietaria.
    • Cualquier política vinculante de cualquier tipo con respecto a la patente, copyright, secreto comercial u otros derechos de propiedad industrial, información o tecnología propietaria de la empresa o de terceros.

Se entiende por Due diligence la recopilación de información necesaria para realizar una auditoría de la empresa de cara a la toma de decisiones relacionadas con una posible compra, fusión, inversión, etc., de forma que el interesdao conozca mejor el estado de la compañía

Como ves, la cantidad de documentación que se te puede requerir ante una inversión, una compra, una fusión, etc., es realmente notable. Contar con apoyo de consultores que te ayuden a reunir todos estos documentos puede ser muy recomendable en función del tamaño de tu empresa, del control que hayas tenido anteriormente sobre esta información, etc.

10. Otras consideraciones generales y culturales

Para terminar con esta recopilación de consejos, es necesario que nos detengamos un instante en varios aspectos que se remarcaron especialmente durante nuestra experiencia en Silicon Valley, por su importancia y trascendencia.

NDA (Non Disclosure Agreement)

Silicon Valley consejos emprender 15

Los NDA, también conocidos como acuerdos de confidencialidad, son una práctica bastante habitual en nuestro entorno. Es normal que, cuando firmamos un contrato con un proveedor, un cliente, un partner… firmemos un acuerdo que proteja a las partes frente a la fuga o explotación indebida de información confidencial.

De la misma manera, es normal que cuando llegamos a Silicon Valley y nos comenzamos a reunir con posibles inversores, caigamos en la tentación de pedirles que nos firmen un NDA. Y, sin embargo, muchos expertos afirman que esto es un error, por varios motivos.

En primer lugar, algunos inversores pueden verlo como una falta de confianza. Al final, te estás reuniendo con ellos porque de alguna forma te interesa su colaboración y su financiación, por lo que esperan que te fíes de ellos.

Pero, además, los inversores tienen acuerdos con decenas de startups, y es muy probable que alguna de ellas use una tecnología parecida a la tuya, o algún tipo de solución similar en algún aspecto. Por eso, a menudo no pueden permitirse blindar la confidencialidad contigo de un tema que pueden ya estar hablando con otras startups.

En cualquier caso, la decisión de pedir firmar un NDA es tuya. Siempre puedes solicitarlo y, en el peor caso, te llevarás una respuesta negativa de la otra parte.

Y, en caso de que te pidan a ti firmar el NDA, revísalo muy bien antes de hacerlo. Comprueba las limitaciones, el alcance, las personas afectadas, la duración… Todos estos aspectos debes tenerlos en cuenta, tanto en los NDA’s que firmes como en los que entregues para firmar.

Cultura en el empleo

Silicon Valley consejos emprender 16

Si hay una palabra que define la cultura en el trabajo día a día, y especialmente en San Francisco y Silicon Valley, es la diversidad. Allí, la diversidad se abraza, y hay políticas específicas sobre diversidad en las empresas, que se deben respetar en todo momento.

Cometer faltas contra esta política de diversidad, que hagan que una persona se sienta ofendida por cualquier motivo relacionado con su sexo, su religión, su cultura, su raza, etc., es algo que se debe evitar a toda costa en cualquier situación, y allí se lo toman realmente muy en serio, yendo un paso por delante en este sentido con respecto a muchos otros países del mundo, y fomentando la mayor integración posible de los empleados, enriqueciendo así a la propia empresa y su cultura.

La diversidad es un elemento vital en las compañías, y su política es celosamente cuidada en la cultura empresarial de Silicon Valley

Entrevistas de trabajo

Silicon Valley consejos emprender 17

Relacionado con el punto anterior, es importante que, a la hora de realizar una entrevista de trabajo a un candidato, no se hagan en ningún momento preguntas personales. Es necesario ser tremendamente profesional y limitarse a las capacidades y la formación del candidato para comprobar su adecuación al puesto, independientemente de análisis sobre su trabajo anterior, sobre su situación personal, su salud, etc.

Smart money

Silicon Valley consejos emprender 18

El último mini-consejo de este punto final es el de buscar el smart money. Puede que, si tienes un producto o servicio de éxito, puedas contar con el interés de varios inversores dispuestos a participar en tu empresa. Sin embargo, no todos te interesarán de igual manera.

Debes buscar aquella inversión que vaya a poder complementar tu empresa de alguna forma estratégica. Y ahí, el “feeling” de tus reuniones con el inversor es fundamental. ¿Es una persona con la que te sientes cómodo? ¿O te sientes intimidado? ¿Conoce campos que tú ignoras y de los que puedes aprender? ¿Tiene los contactos necesarios? ¿Es una persona que piense en el triunfo de todo el equipo? ¿Tiene experiencia en startups de tu sector?

Todas estas preguntas y muchas más son las que deberás plantearte antes de aceptar una inversión, y muy especialmente si tienes varias posibilidades entre las que elegir. Subir a bordo a la persona equivocada puede ser una de las peores decisiones que tomes a nivel empresarial, además del coste de oportunidad de no haber seleccionado a la persona adecuada.

Una vez revisados estos 10 consejos para emprender con éxito en Silicon Valley, ya conoces mucho mejor a lo que tienes que enfrentarte si decides montar tu empresa en Estados Unidos, y especialmente en Silicon Valley. Esperamos que te resulte de utilidad, y si tienes alguna duda, ¡déjala en los comentarios!

Y, por supuesto, si buscas un socio tecnológico estratégico para tu proyecto, sea en Estados Unidos o en España, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte y acompañarte si lo necesitas.

Nota: los iconos mostrados en este artículo proceden de Flaticon y se usan bajo licencia con atribución a sus autores: Daniel Bruce, Vectors Market, Smashicons, Freepik, Becris, Pixel Buddha, Roundicons, Icon Pond, Twitter y Monkik.

Post escrito por Joaquín Alviz (@rayjaken)

Ingeniero de Telecomunicación. Máster en Administración y Dirección de Empresas. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Apasionado de la tecnología, la gestión y los negocios, cuenta con una amplia experiencia gestionando todo tipo de proyectos. En su tiempo libre le gusta el diseño gráfico, los videojuegos, y escribir sobre cualquier gadget que pase por sus manos.

Este post tiene 2 comentarios
  1. Salva Reply

    Impresionante recopilación… enhorabuena!

  2. Carlos Reply

    Excelente artículo. Una gran recopilación de consejos vitales para todos aquellos interesados en hacer negocios en USA o en comprender mejor su funcionamiento empresarial. Tras haber visto la serie Sillicon Valley se me planteban muchas dudas sobre ese tipo de funcionamiento. Con este artículo explicas muy bien todo el proceso y recalcas todos los puntos importantes. Ahora lo entiendo todo mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confirma que eres un humano *